De interés

« Atrás

¿Quién ayuda a difundir noticias falsas?

¿Quién ayuda a difundir noticias falsas?

Los mayores de 65 años son los que más difunden noticias falsas en la red, y son siete veces más propensos a compartirlas que los jóvenes. De hecho, tan solo el 3% de los jóvenes compartieron este tipo de noticias en 2016.

Así lo indica una investigación realizada en EEUU centrada en Facebook, en la que también señalan que no se comparten tantas noticias falsas como podríamos pensar.

Las razones de que los mayores difundan más estas noticias podrían ser su dificultad para desenvolverse en este entorno complejo para ellos, así como la probabilidad de sufrir un deterioro cognitivo en el envejecimiento que les haría más propensos a creerse los bulos.

Las noticias falsas se difunden más rápido que las verdaderas
Los bulos se comparten más rápido y calan más hondo que las noticias verdaderas.

Esto es porque las noticias falsas son más novedosas y provocan un sentimiento de relevancia a las personas que las comparten, según indica un estudio centrado en los rumores de Twitter.

Además, las informaciones falsas reciben de media un 70% más retuits que las veraces. Estas últimas necesitan seis veces más tiempo para alcanzar al mismo número de personas.

Estos bulos suelen causar reacciones de temor, indignación y sorpresa. El estudio también revela que los usuarios que difunden estas noticias no son muy activos en Twitter ni tienen muchos seguidores.

Los autores del estudio también analizaron las cuentas falsas y llegaron a la conclusión de que las personas son las últimas responsables de la gran difusión de falsedades, y no las cuentas o los robots. "Las personas prefieren confirmar lo que ya creen que cambiar de opinión", asegura uno de los investigadores.

WhatsApp limita el reenvío de mensajes a cinco chats a la vez de un mensaje determinado, con el fin de combatir las noticias falsas.

"Fake news" vs noticias falsas
Las fake news no son noticias con contenido falso, sino que son relatos que pretenden ser noticias sin serlo, y tienen como objetivo influir en la opinión pública. En realidad, deberíamos traducir el término por "falsas noticias".

Las redes sociales otorgan el poder a estos relatos sesgados de propagarse a muchas personas. Por ello, los lectores deben tener la capacidad crítica que les permite diferenciar entre noticias y relatos y entre información y propaganda.

Ejemplos de noticias falsas:
"El gobierno de Navarra censura canciones de Amaral, El Canto del Loco y Shakira por machistas"
Desmentido:

"Podemos: "Exigimos el FIN de las procesiones porque ofenden a nuestros hermanos musulmanes" 
Desmentido: 

"Albert Rivera propone la vuelta del servicio militar obligatorio para ninis" 
Desmentido

Bulo de whatsapp:
Ha pasado esta información una amiga médico: 'No toméis fresas ni frambuesas procedentes de Marruecos. Hay un brote de hepatitis A. Nos lo ha mandado epidemiología del distrito sanitario. Son fresas congeladas de Marruecos en las que Alemania ha detectado la hepatitis A.